dijous, 4 de març de 2004

Com està el pati

Justament, en un pati d'un institut de formació professional de Barcelona, assisteixo a una conversa entre dues alumnes de 18 o 19 anys.
Una fuma Nobel, és grassoneta, porta els cabells tenyits de groc rabiós i té molts granets a la cara. És la Noia A.
L'altra serà la Noia B. És primeta i morena i porta les parpelles maquillades de color blanc. Menja pipes.
Totes dues parlen un castellà andalús.
Noia A: - Yo no voto, pa´qué! Si todos son iguales.
Noia B: - Lo único a que van es a sacar dinero, todo el que pueden.
Noia A: - Y a robarnos cuánto más mejor. A mi es que me asquea la política, jolín.
Noia B: -Sí, vaya un jaleo que se arman. Unos son de un partido, otros de otro..., bueno pues que hagan lo que les de la gana.
M'atreveixo a intervenir, ponderant els comentaris: que és millor que et preguntin l'opinió que no pas que no te la preguntin, que el vot en blanc vol dir que...
Salta la Noia A:
-Pero es que ni ellos se aclaran. A ver, al Carod ese, por qué lo han quitao? Eh, por qué lo han quitao? Si él no ha hecho nada malo! Ya ves, que no nos maten aquí, y eso qué tiene de malo?
Noia B: -Él mira pa' su tierra, vale? pues por eso no te tienen que quitar.
Noia A: -Eh, que él no ha ido a pedir que maten a los de Madrid, vale? Que sólo ha pedido que no nos maten a nostros, jolín! Y por eso lo tienen que quitar? Es por cosas de la política esa de mierda.
Noia B: -Que todo son mentiras...
M'han donat un susto i he pensat que els esperits primaris estan molt desinhibits.

Cap comentari: